Granos en la espalda

remedios caseros para acne

Los granos en la espalda es un mal que afecta la estética corporal. Aprende como eliminarlos, como tratarlos adecuadamente así como evitar que aparezcan. Además descubre algunos hábitos que impedirán que aparezcan. Por último, encuentra las respuestas a preguntas que seguro te has hecho respecto a los granos en la espalda y pecho.

¿Por qué salen  granos en la espalda y otras zonas?

¿Granos en la espalda que significa esto? Si al mirar al espejo ves que en tu espalda hay brotes de color rojo, pueden ser granos de acné. ¿Por qué salen granos en la espalda y otros lugares? Hay muchas razones, y para entender qué son los granos en la espalda porque salen y como eliminarlos  es necesario saber cómo se originan.

La piel es uno de los órganos corporales más importantes, y es permeable, deja pasar líquidos y solidos al interior. Por eso cuando alguno de los poros de la piel está abierto, pueden entrar impurezas. Estas al  mezclarse con sebo de la piel dan lugar a los granos en la espalda. Pero hay otras razones, si la piel tiende a ser grasa lo más probable es que aparezcan estos granitos.

Dónde salen comúnmente los granos en la espalda

Los forúnculos sebáceos normalmente suelen salir en la cara, sin embargo se pueden extender a otras partes del cuerpo. Dependiendo de ciertos factores que más adelante se explican, pueden salir granos en la espalda y pecho. En los hombres es normal que estos se extiendan a los hombros de igual forma.

La zona que más pueblan es la espalda alta en los hombres. Mientras que en las mujeres suelen aparecer en la espalda media y en algunos casos en la zona lumbar. A este fenómeno se le llama comúnmente bacné y no es permanente, tiene remedio y se puede evitar a grado relativo.

Cómo prevenir los granos en la espalda

Los granos en la espalda se pueden prevenir en buena medida. Al tomar acciones preventivas y prácticas se puede disminuir el riesgo de que aparezcan. ¿Cómo prevenir los granos en la espalda, hombros y pecho? Hay que evitar algunas situaciones y productos que pueden desencadenar una reacción que estimule la aparición de granos. A continuación se muestran algunas.

Evitar el uso de cremas grasas 

Algunas cremas “hidratantes” abundan en aceites y grasas. Aunque el uso de cremas no es malo en sí, para evitar los granos estas deben contar con un porcentaje alto de agua. De esta manera no se obstruyen los poros ocasionando los molestos granitos en la espalda que pican.  Las cremas muy grasas ocasionan que los poros se saturen con material oleico y esto genera bacné.

Por eso si ha de usarse algo para mantener hidratada la piel puede ser algún gel hidratante suave. Estos pueden ayudar a mantener un pH balanceado que impida que los granos cobren protagonismo en la espalda. Una vez a la semana se recomienda hacer una exfoliación suave con algún producto recomendado por dermatólogos.

granos en la caraPrevenir la sudoración

La sudoración es uno de los factores directos que contribuyen a la formación de granos en la espalda. Incluso puede hacer que aparezcan en personas que no suelen sufrir de granos en la zona de la espalda. En verano es más frecuente la sudoración, por lo que portar ropa fresca y expuesta permitirá estar más frescos. Esto a su vez impedirá la sudoración excesiva.

Depilar las zonas afectadas 

El exceso de vello corporal aunado a la alta sudoración da lugar a poros infectados. Si en estos poros hay un folículo piloso, el grano saldrá y puede complicarse el cuadro. Por eso, en el caso de las mujeres y hombres propensos a los granos lo mejor es depilar la zona. De esta manera se mantiene esa zona limpia y se minimiza la posibilidad que aparezcan los granos en la espalda.

¿Pueden ser peligrosos los granos en la espalda?

Según los médicos, son más problemáticos los granos en la espalda que los faciales. Esto es debido a que el roce de la ropa y la sudoración pueden afectares, haciendo que se desate una infección. Los granos en la espalda son uno de los tipos más graves de acné que existen. Causan mucho más dolor que el grano facial, provoca cicatrices  y en algunos casos, vergüenza total.

¿Aparecen los granos en la espalda por no tener sexo? 

Las relaciones sexuales cumplen una función fisiológica de los seres humanos y traen beneficios a este. Entre ellas la activación de hormonas que inciden en la belleza de la piel. Tal vez por esto se piense que si se interrumpe el sexo el acné en la espalda y otras zonas del cuerpo pueda aparecer. Los granos en la espalda hombres y mujeres los sufren por igual, sean o no sexualmente activos.

Si bien se ha establecido que los aumentos en la testosterona inciden en el acné, esto no produce los granos en la espalda. El hecho de tener o no relaciones sexuales no aumentan ni disminuye la posibilidad de padecer de granos en esta zona del cuerpo.

Casos en los que el sexo puede producir granos en la espalda

No hay evidencia concreta que demuestre que la actividad sexual aumentada o relajada agrave el bacné. no obstante de manera indirecta el sexo puede ser el causando indirecto de este problema. Los dermatólogos afirman que si se descuida la limpieza tras las relaciones sexuales esto podría originar granos en la piel. ¿Por qué? A continuación se muestran dos poderosas razones.

  • El sudor: después de un noche intensa con tu pareja se suda considerablemente; si no se asea el cuerpo después del sexo, la combinación de sudor, saliva, cosméticos, impurezas y bacterias se depositarán en los poros y provocarán sin falta granos en la espalda.
  • Las sabanas sucias: las sabanas suelen cumular bacterias, ácaros, fluidos corporales, y células muertas. Si no se cambian con regularidad, sobre todo después de tener sexo, las impurezas alcanzarán los poros, provocando distintos tipos de granos en la espalda.

Cómo tratar apropiadamente los granos en la espalda

Los granos en la espalda no pueden tratarse de la misma manera que el acné facial. No pueden usarse los mismos productos pero sí se comparten algunos cuidados básicos. De tomarse en cuenta, ayudarán a evitar los granos tanto en la espalda como en la cara. Como por ejemplo mantener limpia la piel, practicar ejercicio y una buena dieta son una buena técnica.

Realizando limpieza constante 

La limpieza es algo primordial si se desea convivir con los granos en la espalda hasta que desaparezcan. La limpieza contribuye a mantener a raya el bacné, es especialmente importante cuando se practican deportes y se suda en exceso. En el aseo incluye exfoliantes de la piel que sacan impurezas de los poros, también las cremas que mantienen la piel hidratada.

Con una buena esponja de baño úntale jabón y restriega la espalda vigorosamente. De esta manera la piel muerta, células secas  y la suciedad se desprende de la espalda. El uso de toallitas puede ser más higiénico que la esponja, pues estas acumulan bacterias con el tiempo.

Incorporar el uso del cepillo para espalda es importante. Estos contienen cerdas suaves que permiten masajearla espalda y abrir los poros de manera natural para que salgan las impurezas. Si se usa a diario en la rutina del baño es probable que nunca se sufra de forúnculos en la espalda.

No rascarse

Tener granos en la cara supone una enorme tentación, para no exprimirlos. Pero estallar una espinilla puede dejar marcas en la cara. Lo mismo sucede con los granos en la espalda. Pueden dejar marcas que no se borran y que pueden causar la impresión de tener una espinilla permanente.

Por eso hay que evitar rascarse a toda costa, esto solo hace que los granos se infecten más. Y por supuesto tal situación puede agravarse convirtiéndose en un doloroso forúnculo. Para tratar apropiadamente los granos en la espalda aplica con un algodón aceite de árbol de té o zumo de limón. En menos de lo que te das cuenta los granos se secan.

como quitar las espinillas

Toma el sol  

Una de las mejores formas de acabar con las espinillas en la espalda es dejando que se sequen solas. Así desaparecerá naturalmente sin dejar marcas indeseables. Una forma de secarlas es con una dosis de sol de verano. Toma unos días de playa y al exponer la espalda al sol los granos se van disolviendo poco a poco.

Por supuesto, no hace falta quemarse la piel para acabar con los granos. Por eso lo mejor es aplicarse protección solar y tomar el sol boca abajo sobre una esterilla. Los rayos del sol son la mejor terapia para acabar con este mal. Pero no abuses del sol, o el remedio saldrá más caro que la enfermedad.

Tratamientos profesionales 

Todos estos consejos previamente citados funcionan bien cuando la presencia de los  granos en la espalda es moderada. Si después de poner en práctica estas sugerencias no ves resultados, o si los granos se inflaman y llenan de pus debes acudir de inmediato a un dermatólogo.

Estos podrán aplicar tratamientos profesionales adaptados a tu tipo de piel y pH. Tales tratamientos pueden ser antibióticos, hormonas así como sesiones laser. Antes de inclinarte por un tratamiento profesional consulta al médico.

Que hábitos evitar para que no aparezcan los granos en la espalda

Ya ha quedado claro que los granos en la espalda causas diversas los originan. Entre ellas se encuentran causas hormonales, genéticas y de higiene. Pero en la mayoría de los casos, el bacné se produce por malos hábitos que contribuyen a que proliferen y hasta se agraven. Entre ellos están los que siguen.

Limpieza deficiente

La piel está expuesta a la polución ambiental y las bacterias, a esto se le suma grasa y células muertas. Un mal hábito es olvidar la espalda durante el baño, si esto sucede, con el tiempo se desarrollan granos en la espalda por las razones  expuestas.

Usar ropa húmeda y ajustada 

La ropa ajustada constipa los poros evitando la oxigenación. Esto causa que estos queden presionados con las impurezas que acaban penetrando y causando granos en la espalda. Si se practica deportes y la ropa no se cambia, el sudor provocará la salida de los granos.

Abuso de suplementos

Un mal hábito entre la población joven es el abuso de los suplementos esteroideos. Estos contienen derivados de la testosterona que pueden tanto aumentar la masa muscular como la producción sebácea, degenerando en espinillas en la espalda.

Uso excesivo de cosméticos 

En el caso de las mujeres es más frecuente la aparición de granos en la espalda, en el pecho y los hombros. En ocasiones es debido al uso excesivo de sustancias cosméticas. Entre ellas cremas, pigmentos, bases, etc. Muchas veces estos compuestos no son compatibles con la piel, causando alergia y obstruyendo los poros, lo que genera granos.

Probar con remedios caseros para eliminar los granos en la espalda 

Una alternativa bastante eficaz para lidiar con los granos en la espalda es con remedios caseros para los granos en la espalda. Estos remedios son fáciles de preparar, se utilizan elementos que ya están en casa y son baratos. Lo que es mejor, son soluciones efectivas y naturales que producen resultados casi instantáneos. 

Hay una multitud de remedios caseros para este problema. Sin importar la edad se pueden preparar y aplicarse, y basta con hacerlo un par de veces y la solución se hará evidente. Eso sí, hay que tener presente que los remedios locales no están avalados por ninguna institución médica. Por esto hay que tener cuidado en caso de alergias que puedan empeorar la situación.

Eliminar los granos en la espalda es posible 

Haciendo uso de todos los consejos, datos y alternativas aquí expuestos, es posible eliminar los granos de la espalda. Para ello, hay que fomentar mejores hábitos de limpieza y salud. Por otra parte, es imprescindible evitar las cosas que contribuyen a la formación de estos indeseables enemigos.

Por último, hay que ser objetivo  a la hora de escoger un tratamiento, sea paliativo, profesional o remedio casero. Lo cierto es que sí se puede eliminar los granos en la espalda.